Son digamos las abejas tontas 🙂 unas curritas por excelencia, polinizan el doble o triple que las abejas y al carecer de comunicación entre su especie, están desorganizadas, es decir que no tienen un sindicato o asociación como las abejas, que cuando descubren otra zona con mejores polenes o mas llamativos, se ponen de acuerdo y emigran todas juntas.

Estas sin embargo, los abejorros, al no comunicarse entre si, si algún elemento encuentra otro lugar mejor, los demás no se enteran y siguen currando en la misma zona a destajo.

De esto se dieron cuenta hace tiempo algunas empresas relacionadas con la agricultura y las producen y comercializan para determinadas tareas polinizadoras, vamos, que si algún empresario de ideas que no voy a expresar aquí, encontrase trabajadores «abejorros», grandes, que producen mucho y se quejan poco y encima están desorganizados, pues fíjate que panorama, si con organización nadie se ha quejado en esta crisis, que sería si…. ¡oye! ¿no seremos abejorros los actuales «curritos»? ¡Aghhhh!

Dedicado a mi «Hornet» 😉