Pocos sitios hay para correr a tope sin que te quiten los puntos, con los RC (coches de radio-control) se disfruta a tope de la velocidad, sin riesgo de puntos en el carnet ni en el cuerpo, puedes correr en el campo, por veredas o en circuitos especiales para RC de todoterreno. Hay muchos por toda la geografía española e incluso puedes asociarte en el club de radiocontrol mas cercano. La verdad es que siempre da satisfacciones incluso cuando se averían, porque tienes que hacer de mecánico a la fuerza, cosa que da mucho gusto, ver todas las piezas y trabajarlas, repararlas y regularlas, como las de los coches de verdad, los frenos de disco con sus pinzas y pastillas, las transmisiones con sus diferenciales autoblocantes, las suspensiones y dirección, regulables en infinitas combinaciones. Todas las responsabilidades de un equipo de competición se condensan en ti y en tu ayudante si lo tienes, con lo que se multiplican las sensaciones de competición pura.

Emoción a tope con los TT 4×4 a escala 1:8