Las libélulas, tienen el periodo de apareamiento entre marzo y mayo, en pleno esplendor primaveral, pero el cambio climático parece que ha ampliado la primavera hasta limites insospechados, tal es el caso que ya en otoño siguen como si fuese abril, días soleados y temperaturas primaverales hacen que flora y fauna este ampliando las épocas de fecundación y manteniendo un esquema poco habitual.