Las abejas resuelven problemas mejor que los ordenadores

Quién nos iba a decir que además de miel, cera y picaduras, las abejas servían para resolver problemas de computación. Y además, mejor que un ordenador. A ver si va a ser por eso por lo que desaparecen.

Prepárense, diseñadores de softwares y defensores de la computación. Un insecto diminuto, sin pulgares oponibles ni título universitario, es tan listo como un súper ordenador del momento.

Un estudio científico ha descubierto que los cerebros de las abejas pueden realizar funciones matemáticas mucho más deprisa y de forma más eficiente que los ordenadores más potentes de la actualidad.

El criterio que se ha utilizado para llegar a esta conclusión tiene que ver con algo aparentemente sencillo para una abeja: volar. Pero cuando se trata de diseñar trayectorias, algo que los humaos llevan siglos haciendo con instrumentos matemáticos, planos y observaciones astronómicas, y los ordenadores llevan décadas calculando con unos y ceros, las humildes abejas trazan de forma mucho más rápida la ruta más corta entre flores y plantas, reduciendo al mínimo el tiempo de vuelo. Un ordenador tardaría días en calcular eso mismo, según un artículo en The Guardian.

El caso es que hace tiempo que se están investigando las muertes a gran escala de colmenas de abejas en todo el mundo. Tras acusar a los móviles en un principio, ahora parece que los culpables son un virus y un hongo. Pero visto lo visto, que hay ordenadores que pueden hacerse pasar por humanos, no sólo hay una misión cumplida en materia tecnológica, sino que quizá deberíamos buscar otro sospechoso para la muerte de tan competentes insectos.

El articulo es de Baquía