No sabía yo como hacían estas cosas las libélulas a pesar de verlas desde pequeñito, pero seguí a unas cuantas para hacerlas alguna foto y me di cuenta de todo el ritual, es increíble, parece una historia de cavernícolas.
Los machos pelean por el territorio con mejores vistas, sol, sombra, vegetación, etc.. y cuando tienen dominada su zona después de no pocas peleas o demostraciones de fuerza, se posan plácidamente en un sitio visible esperando a que pase la primera hembra que la mole el territorio, piensa: mira que sitio más chulo, el dueño de todo esto tiene que ser la leche, así que muy insinuante ella, se acerca al macho y este la trinca de los pelos y se la lleva a la cueva, bueno, como no tienen pelos en la cabeza, pues con una pinza que tiene en la cola, la rodea el cuello por detrás de la cabeza y se la lleva volando al mejor sitio del huerto, allí hacen.. bueno, una imagen vale más que mil palabras, dicen..

Libélulas apareándose

Libélulas apareándose – lago de la Casa de Campo de Madrid

después vuelan juntos al sitio donde depositar los huevos, cosa que hace ella mientras el vigila bien, no sea que venga otro macho y se la lleve antes de acabar la faena.
En fin.. la naturaleza es así.
Share