Una playa de las mejores de Ibiza, con la contrapartida que eso conlleva, que se llena de gente en temporada, debe su nombre a las salinas, enclavada en un entorno natural y rodeada de la zona de baño mas segura de toda la isla y de la Reserva Natural de Ibiza y Formentera, con pinos y dunas, es un lugar ideal para hacer excursiones a pie y en bicicleta.

De una arena blanca y fina, llena de toallas y gente, según van llegando, visto desde el aire parece un «tetris» humano, dicen que allí es donde van los famosos, pero yo no vi ninguno, eso si, barcos hasta con helicóptero incluído.

El encanto, está al final de la arena, con rocas que en algunos sitios parecen paisajes cubistas, con escalones y piletas talladas en la piedra e inundadas por el agua salada, refugio de nudistas y algún hippy superviviente.

A parte del baño, algunos artistas anónimos se entretienen tallando figuras en esta roca, que cualquier día la declararán oficialmente arte al aire libre.

escultores anónimos en playa salinas