¿Por que Ibiza es tan diferente de las otras islas Baleares, tan fuerte, tan libre, tan informal, tan peculiar en definitiva..?.

Es un pregunta que creo que podemos responder con argumentos históricos y geográficos.

Invadida por fenicios, romanos, árabes y hippies, turistas y últimamente hooligans, la isla ha sufrido una transmutación que no ha hecho mas que enriquecerla, a la vez que ha dotado a sus pobladores de una curiosa indiferencia que deja impertérrita a una payesa con sus siete enaguas y su vestido oscuro frente a una turista semidesnuda.

Desde el punto de vista geográfico, el sitio cerca de África y cerca de Europa, parada obligatoria de navegantes, comerciantes y piratas, apetecible por la sal de sus maravillosas salinas y el agua de sus pozos la hizo vulnerable a todas esta “invasiones”
El peñón de Es Vedrá, que parece ser un hito energético, eje del “Triangulo de las Baleares”, el Siroco y el Xaloc que en verano trae arena y vibraciones del desierto africano, todo lo que podemos explicarnos a nivel racional no acaba de descifrar la ecuación de esta isla loca, transgresora, refugio de hippies e intelectuales amen de videntes, curanderos, iniciados y gurús que componen su fauna estable y cuyo denominador común es la libertad. Aquí puede uno desarrollarse como ser humano sin cortapisas, sin ser juzgado, pues nadie se sorprende o inquieta viendo los disfraces más insólitos o las conductas más originales u atípicas.

También es un manicomio sin techo, pues más de uno de los que aquí vivimos tendríamos dificultad para ser nosotros mismos o para explicar nuestro modo y visión del Mundo en un sitio menos permisivo, abierto y curioso.

La contrapartida de todas estas características tan contundentes son, que todo es muy fuerte, sin espacio para las medias tintas, como las luces y las sombras del Mediterráneo, como en la tragedia griega, y claro, esto se puede volver una peligrosa encerrona para espíritus poco abiertos o personalidades poco consolidadas. En Ibiza la gente se encuentra o se pierde, es una experiencia de laboratorio.

También es una escuela de maestros, cantidad de gente viene aquí a aprender cosas, sobre si misma o sobre alguna disciplina esotérica que en esta isla se pueden encontrar, y luego marcharse a la diáspora, con los esquemas cambiados, crecido y vuelto a nacer.

Dicen que aquí triunfan las mujeres y los hombres no, ¿será por que la Diosa Tanit era una devoradora de hombres?, ¿o por que la isla esta bajo el signo de Escorpio?, la cuestión es que te acoge o te rechaza de una manera casi violenta, como si eligiera sus habitaciones con una intención… Esto hace que muchas de las parejas de forasteros que vienen se deshagan, funciona como una piedra de toque y no todas las personas aprueban esta selectividad.

También fue tierra santa para Cartago. Fue el primer lugar de España en cuyo Gobierno hubo representantes de los Verdes. También es el pueblo con más alta entrada per cápita del País, y la criminalidad es ínfima, las estadísticas indican una media de un asesinato por año.

Se podría escribir varias paginas mas de datos que muestran la cara de esta “otra Ibiza” o mejor de ” las otras”, que igual pasan totalmente desapercibidas al visitante casual que en gran parte se queda en la superficie del glamour por no conocer las claves, los sitios de poder, los rituales de la luna o las aparentemente insignificantes rutinas de los payeses, en una frase, todas manifestaciones de el encanto de este lugar cargado de magia.

Artistas y campesinos, gurús y fugitivos, gitanos que bailan flamenco y conocen el curso de las estrellas, todos ellos conviven, y sin embargo Ibiza continua silenciosa y quieta, sin prisas, albergando el misterio de su atracción para todas esta gentes variopintas que caen bajo su hechizo.
(Texto de Enrique de Miguel)

Enlaces relacionados:
IBIZA.. LA OTRA ISLA. (Grupo de Facebook)
Entradas de Ibiza en este Blog