Sin duda el mejor de los parques de Madrid, es el parque El Capricho, toda una obra paisajística de lujo, el único de estilo romántico en toda España, parque que por su ubicación, publicidad, falta de eventos o lo que sea, no trasciende a ser conocido por todo el mundo.

Tiene desde un palacio hasta un jardín laberinto, pasando por un salón de baile, una ermita, una casa de la vieja, un edificio abejario, solo para ver como trabajaban las abejas a través de los cristales, un embarcadero chinesco, ríos, estanques, refugios antiaéreos subterráneos, estatuas por todos los sitios, fuentes, Un derroche de lujo de la época que empezó a construirse en el 1787 y se terminó 52 años después.

Los bocetos a lápiz, dió la casualidad que mi hermana los hizo hace varios años cuando estudiaba decoración e interiorismo y cuando vió este tema del parque el capricho me lo comentó y me los envió por correo, pero he decidido incorporarlos a la galería del parque.

El templete de Baco, nos dice como eran las “juergas” que por allí se corrían, al principio había una estatua de Venus que desapareció y se ve que pensaron que tendría mas adeptos Baco y le respetarían mas por ser mas allegado a los mortales juergueros.
Está situado en la Alameda de Osuna, tiene horarios de visita y un aforo máximo de 1000 personas.